En un hecho con carácter de punta de lanza para ir normalizando la imparable tendencia de la "sharing economy", la ciudad de Portland (Oregon, EE.UU:) otorgará (previo aviso a los vecinos y pago de 180$) permisos a los huéspedes que compartan sus casas a través de Airbnb.

Tal y como comenta la propia Airbnb a través de su blog corporativo, esta historia comenzó hace más de un año, cuando dos anfitriones de Airbnb en Portland iniciaron contactos con el Ayuntamiento con el objetivo de hacer más fácil el hecho de compartir la casa en la que viven. 

Este verano, el ayuntamiento ha iniciado la revisión y cambio de la ley incluyendo en el proceso a representantes de los residentes y organizaciones locales a través de numerosas reuniones y sesiones de trabajo. 

Se ha dado un significativo paso adelante en este aspecto ya que se ha aprobado por unanimidad una legislación razonable, facilitando a muchos residentes de Portland compartir sus hogares. 

Estamos encantados de que Portland se une a las filas de las ciudades innovadoras de todo el mundo que se están moviendo hacia adelante y abrazar la economía del compartir. Portland fue el hogar de algunos de los primeros anfitriones y el personal Airbnb, y es lógico que la ciudad podría servir como un líder en la economía del compartir. 

Según Airbnb, esta actividad generó $ 61 millones en actividad económica en Portland. 

¿Cuáles serán las siguientes ciudades en legislar esta nueva forma de entender la propiedad y los viajes?

Comment