Cuando lees acerca de la gran cantidad de anfitriones que han decidido dar el paso y alquilar sus propiedades a extraños a través de portales web de alquiler vacacional como Airbnb, Homeaway, Housetrip o Wimdu, normalmente ves que uno de los aspectos más gratificantes (además del dinero) es conocer a personas nuevas muy interesantes del mundo entero.

Si eres anfitrión puedes pasar agradables momentos en los que contar y escuchar historias y cuentos sobre diferentes lugares de origen; los huéspedes ponen fácil a los anfitriones el hecho de contar y escuchar. Entender la perspectiva de la vida de alguien que viene de muy lejos puede ser muy beneficioso para tu propio punto de vista. Te darás cuenta de la paradoja actual entre lo diferente y lo parecido que es todo el mundo a un mismo tiempo.

Además, a medida que aprendes nuevas maneras de impresionar a tus invitados, puedes utilizar toda esa creatividad en tu vida personal. Es probable que dejes notas a un huésped para explicarle algo. ¿has probado de hacerlo a un miembro de tu familia? El impacto puede ser muy bonito. 

Suele ser habitual que la primera vez que te planteas alquilar tu propiedad en páginas como Airbnb, Wimdu o Housetrip lo planees como un ingreso extra que simplemente te permita pagar algunas facturas y te ayude a conocer gente nueva.

La realidad es que para muchas personas se está convirtiendo en algo que condiciona su día a día. Seamos sinceros, es mucho trabajo: investigar un poco sobre los huéspedes antes de aceptar una petición, la limpieza previa y post estancia, la ayuda al invitado, conseguir buenas fotos y preparar ingeniosos textos, … y mantener tu vida anterior también! Todo lleva tiempo.

Si eres uno de esos huéspedes a los que páginas como Homeaway está robando demasiado tiempo, te interesa saber como puedes ahorrar el máximo de tu tiempo:

Aumenta tu stock:

Si quieres ser un buen anfitrión debes asegurarte de tener un juego de sábanas y toallas limpios, un pequeño detalle, agua y algunas otras cosas no perecederas para que tus huéspedes se sientan como en casa.

Usualmente lo que se hace es lavar el juego de sábanas antes de que llegue el huésped, ir al super a comprar, … y eso te lleva mucho esfuerzo. Lo ideal sería tener varios juegos de sábanas y toallas disponibles y empaquetados juntos para cada cama, lo mismo con los detalles que vas a tener, como el agua, … y almacenarlo todo (por eso siempre recomiendo hacer un trabajo previo para saber cuáles son los gastos que tenemos al alquilar nuestra propiedad y aplicarlos al precio). Analiza cual es tu estancia media (3 días, 4 días, …) y asegurarte de tener suficientes packs de sabanas+toallas+detalles para toda una semana.

De esta manera, cuando tengas dos reservas con muy poco tiempo entre ellas no tendrás el estrés de lavar rápido, secar, ir al super, … Esto hará que tengas más tiempo para ti y para disfrutar de lo que más te gusta.

Divide y vencerás

Si alquilas tu propiedad con tu pareja o si tienes ayuda recurrente, lo mejor de todo para organizarse adecuadamente es dividir inequívocamente el trabajo. Elabora una estricta división del trabajo y horarios (ten por seguro que cuando las reservas empiezan a llegar con asiduidad puede ser muy duro hacerlo en solitario).  Puedes encontrar ayuda de alguien que le gusta hacer cosas que a ti te gustan menos, y a la inversa. Es mejor ganar un poco menos pero vivir más tranquilamente.

O Contrata ayuda profesional

¿Cuánto cobras de fee por limpieza? ¿Crees que por ese precio te merece la pena pasar de dos a tres horas limpiando tu misma? A veces el tiempo es más importante que el dinero. Invirtiendo el dinero en contratar a un servicio de limpieza profesional estarás ganando tiempo que podrás invertir en actividades más placenteras para ti.

Comment