Kike Sarasola de la cadena Room Mate, se acaba de sacar de la manga un nuevo modelo de negocio que combina el alquiler de pisos turísticos con los servicios de hotel.

¿Podríamos decir que es un gran paso para normalizar la actividad de otros sitios como Airbnb, Housetrip o Wimdu?

Es una plataforma que ofrece a los clientes alojarse en apartamentos turísticos en el centro de la ciudad y disfrutar de algunos de los servicios de un hotel.

Se trata de apartamentos de uno a cuatro dormitorios con precios entre 80 y 400 euros. Las viviendas, supervisadas por el equipo de Room Mate, se encuentran a un máximo de 15 minutos de los hoteles de la cadena en estas ciudades. Los huéspedes de los alojamientos turísticos disponen, además, de conserjería 24 horas, recogida y entrega de llaves, y consigna de maletas. Asimismo, BeMate les ofrece otros servicios de pago como desplazamiento al aeropuerto, limpieza diaria o compra de entradas para espectáculos, de los que se encargan otras empresas de servicios.

¿Qué te parece este paso de la cadena Room Mate?

Comment